Lagarta Lanuda

segunda-feira, agosto 01, 2005

"De otros lados"

- Están riquísimas - dijo Gekrepten -. Ya me comí dos mientras las freía, son una verdadera espuma, creeme.
- Cebá otro amargo, vieja - dijo Oliveira.

- En seguida, amor. Esperá que primero te cambio la compresa de agua fría.

- Gracias. Es muy raro comer tortas fritas con los ojos tapados, che. Así deben entrenar a los puntos que van a descubrirnos el cosmos.

- ¿Los que van volando a la luna en esos aparatos, no? Los meten en una cápsula o algo así, ¿verdad?

- Sí, y les dan tortas fritas con mate.


Julio Cortázar, Rayuela